¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Consecuencias de sacar el dinero del banco para guardarlo en casa: Los Tribunales corrigen a Hacienda

el . Publicado en IRPF

Sacar dinero del banco Ático Jurídico

Desde hace un tiempo, ciertas consultas de la Dirección General de Tributos han venido sembrando mucha incertidumbre entre los contribuyentes, al afirmarse en las mismas que sí un contribuyente saca una cantidad de dinero de su banco, y un tiempo después vuelve a ingresarlo, debe acreditar que el dinero vuelto a ingresar es distinto del que en su día se sacó. La consecuencia de no hacerlo, demoledora: Hacienda puede considerar la existencia de un incremento de patrimonio no justificado, y hacer tributar al contribuyente por él.

La finalización de una contrata, ¿justifica la extinción del contrato de obra o servicio suscrito con el trabajador?

el . Publicado en Laboral

Extincion contrato trabajo obra o servicio Ático Jurídico

La formalización de un contrato temporal está justificada cuando se contrate al trabajador para la realización de una obra o servicio determinados. Dichos contratos trabajo por obra o servicio, en muchos casos, están en conexión con las contratas que la empresa pueda haber conseguido para prestar un determinado servicio. Una reciente sentencia del Tribunal Supremo clarifica si está justificado o no la extinción del contrato de trabajo cuando concluya la contrata.

Impugnación de sanciones tributarias: El Supremo entierra el principio de proporcionalidad

el . Publicado en Procedimientos

Principio proporcionalidad Ático Jurídico

El principio de proporcionalidad impone que a la hora de dictar sanciones tributarias, se guarde la debida adecuación entre la gravedad del hecho que se pretende sancionar, y la sanción aplicada. Se trata de uno de los principios más alegados por contribuyentes y asesores para tratar de dejar sin efecto las sanciones impuestas por la Agencia Tributaria. Sin embargo, una reciente sentencia del Tribunal Supremo parece haber enterrado este principio, vedando su posibilidad de alegación por los contribuyentes.